Mayo 2015

La prueba de esfuerzo es un procedimiento diagnóstico que estudia principalmente la respuesta del corazón a un ejercicio físico progresivo. Pero tiene otras aplicaciones como son estudiar el estado de salud, estratificar el riesgo cardiovascular, objetivar procesos patológicos que no aparecen en reposo, conocer la adaptación al ejercicio, y evaluar l el estado y potencial biológico del deportista; de ahí su importancia